Home Articles d'opinió Los errores - Didac Lee

Buttletí

Nom...:

E-mail:

Los errores - Didac Lee PDF Imprimeix Correu electrònic
Dijous, 07 de Agost de 2008 20:43
Hola juniors!

Us penjo aqui un escrit de'n Didac Lee, primer premi CYEA Catalunya 2007, que a més de ser un magnific emprenedor, és un actiu blogger.
El joven Bruce Wayne se propinó un soberano tortazo, a lo que su padre, lejos de regañarle, le dijo: "¿Y por qué nos caemos? Para aprender a levantarnos". De este fragmento de Batman Begins podemos obtener algunas reflexiones útiles en el entorno empresarial.

Primero. Castigar por los errores cometidos es una reacción legítima, pero no siempre efectiva: inhibe la iniciativa y destruye la creatividad. Como decía Lenny en Los Simpson, "todo el mundo puede equivocarse, por eso los lápices vienen con una goma en un extremo". Es inteligente asumir que errare humanum est. Lo importante es aprender de nuestras equivocaciones y así evitar que se repitan. No hay mejor camino al éxito que la rápida reflexión sobre el fracaso.

Segundo. La innovación en la empresa no es posible sin fomentar inteligentemente la cultura del error. Aprender de cada fallo es el método natural del ser humano y, por tanto, es recomendable integrarlo como un valor corporativo más. Solo arriesgándose, aún sabiendo que se puede fallar, se consiguen los mejores resultados. El conservadurismo, el ir sobre seguro, no suele conducirnos a grandes gestas. Sin atrevimiento ni riesgo, lo más probable es una recompensa mediocre.

Tercero. La humildad, la capacidad de reconocer los fallos y la voluntad de mejorar, es el ingrediente básico de la cultura del error. Nuestro ego no nos deja reconocer los errores y, con esta actitud, cerramos la puerta a la mejora. ¿Alguien cree que la bombilla se inventó a la primera? Edison, lejos de decir que se equivocó 999 veces antes de dar con el invento, afirmaba que ya sabía cómo no fabricar una bombilla de 999 formas. Excelente ejemplo de inteligencia, perseverancia, capacidad de trabajo y humildad.

Cuarto. La educación: difícilmente empresas y emprendedores puedan asimilar esta filosofía si no se ha fomentado durante todas las etapas de su desarrollo (escuelas y familias). No se puede poner en práctica de un día para otro. Debe ser enseñada y experimentada desde pequeños.

¿Qué hubiera sido de Gotham City si al joven Bruce no le hubieran enseñado a arriesgarse desde pequeño, no le hubieran premiado sus logros y animado a levantarse tras cada caída?.
 
 
 

Segueix-nos

Twitter



JCI EC 2011

JCIBOOK.NET